Déjame tus alas

-Por favor…déjamelas, va.

-¿El qué?

-Tus alas. No las necesitas.

-Y tú, ¿para qué las quieres?

-Para hacer volar la imaginación más allá de lo imaginado.

-O para mezclarme con las mariposas que habitan en los estómagos de los enamorados.

-Me hacen falta para navegar por el viento en tu eterna búsqueda y para trasladarme entre los sueños de la Bella Durmiente.

-Déjamelas un rato, por favor, para sentirme como las cometas que fabricábamos de niños.

-Con ellas, si me las dejas, intentaré atrapar todos los globos que han escapado de las manos infantiles.

Hombre de espaldas con unas alas tatuadas en la parte posterior del cuello.
Foto: la musa despeinada.

-Estás loca.

-Los locos hacen locuras. Yo solo quiero que me dejes tus alas para poder volar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s